domingo, 23 de diciembre de 2012

Navidades volviendo a los 17


Volver a los 17, después de vivir un siglo... Vuelve a mi mente esta canción, interpretada por la directora nuestro grupo coral. Yo aún no había cumplido esos 17 y me sobrecogió la letra, la voz profunda y rasgada, desgarrada. Me impresionó que una mujer tan aparentemente delicada y frágil tuviera esa fuerza, pudiera contagiar esa pasión, se colara en nuestra fibra y la hiciera vibrar de esa manera. Creo recordar que fue por estas fechas del año, de no sé que año, hace mil años... desde entonces en lugar de villancicos asocio las Navidades a esta melodía y a los sentimientos que  despertó en mi.
Es curioso como cada acontecimiento lleva su propia banda sonora, cada recuerdo su olor, su tacto, su luz. Hoy vuelvo a los diecisiete con unas cuantas experiencias más, sabiduría a base de golpes y caricias, pero sobre todo mucho amor en la mochila, amor recibido, amor dado y mucho mucho por distribuir aún, ahora que se confirma que el mundo no se acaba aún...
¡Feliz Navidad!