martes, 25 de octubre de 2011

martes, 18 de octubre de 2011

The art of storytelling


Ayer Arianna Huffington, fundadora del Huffington Post, hablaba sobre los cambios que se han producido en el periodismo en las últimas décadas. Hemos pasado de ser consumidores pasivos de información, sentados en el sofá, limitándonos a recibir información a hacerlo de una manera activa, expresando nuestra opinión a través de foros, bloggs, redes sociales; interactuando, compartiendo, indignándonos! Esta es realmente una revolución, de la que tienen que hacerse eco los medios de comunicación, pero sobre todo ella hacía incapié en la importancia del editor para saber valorar ese aluvión de nueva información de manera que un diario no pierda credibilidad y siga gozando de la confianza de los lectores.
Aunque lo que más me llamó la atención de su discurso fue el reto de redescubrir el arte de contar historias. No contentarse con publicar las cifras con las que desayunamos cada mañana: "40% de paro entre la población joven en España", sino ahondar en cada una de las historias personales para que el lector empatice con la situación, profundizar y humanizar los datos, pero sobre todo saber contarlos.
Creo que nunca se es demasiado viejo para que te cuenten una historia, algunos lo hacen con imágenes, otros con sabores otros con símbolos o sensaciones, otros como Javi con libros que hacen soñar. Volar al mundo de lo imaginario enriquece ¿Porqué no trasladarlo también a la actualidad y dejarnos de periodismo frío y aséptico o peor aún tendencioso y manipulador?

domingo, 16 de octubre de 2011

Javi

¡Premio Planeta 2011! ¡Casi me atraganto esta mañana al escucharlo en la radio mientras desayunaba! Sabíamos que escribía sobre Brasil, encerrado en su preciosa casa de Ibiza, pero ese era el único detalle que había hecho público hasta el momento. Minucioso, concienzudo, investiga a fondo el contenido de sus libros, marchándose largas temporadas sobre el terreno para captar hasta el mínimo detalle. Digno sobrino de Dominique Lapierre, del que ha heredado su vena periodística y ese aire de Robinson moderno, pero cálido y cercano a la vez. Tiene el poder de estremecer en sus ricas descripciones, emocionar en la radiografía de los personajes, hacerte volar en sus viajes a tierras exóticas y sumerjirte en la vida de sus protagonistas que nunca te dejan indiferente, sean celebridades históricas o pequeños héroes cotidianos.
Pero ante todo Javi es ese amigo que recuerdo desde mi más tierna infancia, su madre Bernadette a la que adoro, íntima amiga de la mía. Nuestros reencuentros en Ibiza, compartiendo inagotables veladas de tertulia en su maravillosa casa, mientras se asa una pierna de cordero en el horno de leña. Una comida improvisada en la mesa del "Bigotes", saboreando amistad y un buen bullit de peix, un baño en Cala Lenya, un partido de fútbol con los niños en la arena...
Premio Planeta...suena solemne...¡Enhorabuena Xavier! Es todo un orgullo.