viernes, 26 de febrero de 2010

Crepúsculo



El sol se pone momentáneamente en este blog. La experiencia me dice que siempre vuelve a salir,es cuestión de paciencia. Duelo del día que se fue y que nos deja calor en el corazón, la retina impregnada de maravillosas imágenes, sentimientos prendidos del alma.
A veces la oscuridad nos ayuda a valorar más la luz. Siempre me han encantado los crepúsculos pero a veces son tan amargos...
Volverá a renacer el Ave Fénix y no será la primera.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Nuevas actuaciones de la Troupe del cretino

Mariano, amigo del alma y hombre renacentista, culto, anacrónico, políglota, genial, irreverente, cómico y ante todo excelso, vuelve a la carga con dos nuevas obras. Aquí va la información y si quereis saber más no os perdais sus tres videos en youtube: http://www.youtube.com/watch?v=DMtYLwHzRXk. Que empiece el espectáculo...


Señoras y señores:
Este viernes, a las 9 de la noche, en el pub Beerstation, cuesta de Santo Domingo 22 Metro: sto Domingo o Callao, por seis Euros, sin consumición, la Troupe del Cretino presenta:
EN EL INFIERNO HAY UN TABLAO,
teatro y flamenco.
¡No desaproveche esta oportunidad de viajar al Infierno antes de que suban los precios o un golpe de Estado cierre sus fronteras al turismo!

Puedes reservar en www.atrapalo.com y así luego expresar tu opinión.

Los sábados 13 y 20 de marzo, a las 8 de la tarde, en Estudio 3 (calle Núñez de Arce 11 (bajo) - Madrid - Metro: Sol), por 8 Euros, para todos los públicos, presentaremos: NZAMÉ, DIOS DE LA NEGRITUD (relatos tradicionales africanos y baile negro), con la presencia (activa) del bailarín afro ERIK ARAÚJO.
Aquí no cabe la reserva. Hay que ir directamente.
Un abrazo.
Mariano Aguirre -Troupe del Cretino

domingo, 21 de febrero de 2010

Educando el gusto

Hoy de paseo por ARCO, entre pabellones y galerías, me hubiese quedado con estas dos obras:


Esta fotografía de Maite Veita expuesta por la galería Silió de Santander. Fue tomada de noche a varios metros de profundidad en la costa de Blanes, utilizando focos cenitales y un potente flash que ilumina la silueta femenina con un halo celestial. Solo verla me hace flotar, mezcla de ingravidez,sutileza y belleza. Resultado de largas horas de esfuerzo, inmersiones,frío e incomodidades de todo tipo, es capaz de transmitir serenidad y ligereza. Es una imagen casi mística...




La segunda, mucho más terrenal, es un cuadro de pequeño formato de Daniel Zeller para Michel Soskine. Este artista que comenzó como escultor, quiso colarse en la esencia de su obra y decidió profundizar en su nivel molecular. Al observar sus cuadros, que recuerdan mapas geográficos fusionados con cortes celulares, pierdes la noción de la realidad y ya no sabes si estás observando a través de un telescopio o de un microscopio.
Educando el gusto y la imaginación.

viernes, 19 de febrero de 2010

El limonero, el gato y el crepúsculo.

El haiku 俳句 es un poema breve de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente.
Federico busca inspiración en el momento y se deja llevar espontáneo, mientras desliza su pincel.
Maribel le roba ese instante precioso y lo plasma en tres renglones.



Nuestra adorada Ibiza, sirvió de inspiración. Allí quedaron los limoneros, los olivos, la tierra roja, las puestas de sol, la luna reflejada en el mar, las chicharras, el olor a resina, las siestas bajo las ramas de un árbol, la sal en el pelo, la piel caliente...







Saber que se puede recuperar el tiempo de los limoneros. Maribel.






Cuando ví este cuadro, me recorrió un escalofrío. Es mi radiografía.

"Para el gato negro nunca queda cena. Mira el crepúsculo".



Concentración y un par de golpes de pincel. Sin dibujo previo. A la manera de los pintores de mancha Zen:
La silueta de un gato de espaldas en medio del vacío. (Tinta en barra piedra, agua y pincel).
Federico.

Siempre es igual. Una carencia, una hora amarga que, si bien la miras, está forjando un minuto de esplendor. Maribel.

sábado, 13 de febrero de 2010

Tournée


Tras unos días de tournée, rodando publicidad para un nuevo horno a vapor, he tenido la suerte de conocer una serie de chefs y restaurantes tanto en Madrid como en Bilbao y Barcelona.

En el año 2004, Jaime Renedo, con 21 años abre el restaurante Asiana en la tienda de antigüedades asiáticas de su madre. En pleno barrio de Chueca, te encuentras con la entrada de este establecimiento al que parece que entras como un intruso, colándote a deshora en las entrañas de un almacén atestado de objetos de arte. Y allí en la esquina de una habitación te espera montada la mesa, lejos de miradas indiscretas y cargada de romanticismo. Como salida de la película "Indochina". Pero la sorpresa no acaba ahí, todo lo contrario. Te espera una cadena de sabores sorprendentes, ácidos, dulces, picantes, refrescantes, mezcla de sabores peruanos y del Sudeste asiático: satays, tiraditos, tartares, currys acompañados de una gran selección de vinos y cócteles.
Desde hace un año, han ampliado su oferta abriendo el local anexo y bautizándolo Asiana next door. Allí se puede degustar un menú de seis platos y postre en un ambiente más relajado y a un precio más asequible.
Jaime transmite su entusiasmo y Paola crea una atmósfera sensual. La barra de piedra, coronada de una maravillosa tabla de madera de una sola pieza, las columnas de madera que separan las salas, las lámparas orientales y los cuadros a la venta crean un ambiente muy particular, tendré que volver de noche y dejarme hechizar...


Bilbao, 6 de la mañana, los técnicos llevan ya hora y media montando luces, ajustando cámaras y Fernando Canales nos recibe en su restaurante Etxanobe, en el tercer piso del palacio Euskalduna, con unas magníficas vistas sobre la ría y el nuevo Bilbao, desde donde vemos amanecer. Acostumbrado a las grabaciones, se desenvuelve con soltura, seductor y bon vivant. Me lo imagino avivando la conversación de mesa en mesa, entre lasañas de anchoas, merluza de pintxo o chipirones encebollados.
Pero yo me cuelo en la cocina y disfruto con la demostración de esferificación, empanando croquetas de jamón para el equipo y sonsacando recetas a los cocineros. 10.30 empieza el vals de preparación para el servicio y nosotros nos echamos a la carretera, destino Vacarisses.

Llegamos al Cingle en un día gélido y ventoso. Vistas espectaculares a Montserrat, pueblito desierto sin encanto especial y de repente éste pequeño restaurante que ostenta una estrella Michelin desde el 2004. Gatos en el alféizar de la ventana, ambiente acogedor y muchas sensaciones por descubrir.



Montse Estruch, su chef, tiene una sensibilidad muy especial. Después de haberse formado con grandes cocineros, imprime en su platos un indudable toque femenino. Transporta al plato su jardín lleno de flores y pequeñas hortalizas y nos deleita con un lingote de foie y oro al aroma de vainilla que decora con unas flores de hibisco de Australia. Estoy embobada, la química es instantánea y nos evadimos hablando de aceites, de esencias, de elixires... me invade una sensación de nostalgia al pensar en que la vida está llena de elecciones y esta es una que yo he dejado atrás, aún siendo mi sueño desde niña, cuando me sentaba a la mesa de dibujo de mi padre y le pedía que me hiciera un restaurante...



Pero las cosas no se van a quedar así ¡Prepárate Montse que en cuanto pueda vuelvo para quedarme una buena temporada!



jueves, 4 de febrero de 2010

De hooligans y caballeros


Dicen que el futbol es un deporte de caballeros jugado por hooligans y que el rugby es un deporte de hooligans jugado por caballeros. Esta frase sacada de la película "Invictus" me hace volver a la infancia, gran parte de la cual, pasé sentada en las gradas de los campos de Paraninfo, Orcasitas o Cantarranas siguiendo a mis dos hermanos y coreando "allez les bleus!" con toda la fuerza de mis pequeños pulmones. De ahí a la selección, pero a esos partidos ya no me dejaban ir y ya no tenían el mismo interés. A mi me atraían la velocidad,el barro, la astucia, el espíritu de equipo, las risotadas tomando cervezas tras el encuentro. Sentirme una pluma entre esas moles de músculo. Grandes animales tiernos de corazón. Y de vuelta a casa vendas colgadas, contusiones, conmociones, incluso amnesias en alguna ocasión y ese inolvidable olor a Reflex que invadía la casa.
Tras ver la película anoche, recuerdo la ocasión en que me encontré sola en Johannesburgo. Ignacio estaba visitando una fábrica y yo decidí contratar un guía para visitar la cuidad.Era el año 98 y los hoteles se encontraban en las afueras, protegidos por grandes medidas de seguridad, con sus propios centros comerciales subterráneos a los que únicamente acudía población blanca.
El centro era digno de una película western. Ni un alma, silencio en las calles, sensación de peligro como solo he vuelto a encontrar en Caracas.Y unos kilómetros más allá una gran aglomeración de chabolas, la mayoría de ellas sin saneamiento,estábamos llegando a Soweto.
Bofetada entre dos mundos, como en tantas partes del globo. La sombra del Apartheid planeaba aún en la atmósfera y aunque siempre he intentado pasar lo más desapercibida posible en mis viajes, allí era por así decirlo "el blanco perfecto". El guía y yo entablamos conversación, me contó sobre los avances de su país en educación, sanidad, economía...tanto que después de visitar la pequeña casa donde vivió Mandela me invitó a la suya, me presentó a su madre, bella y digna como saben serlo las mujeres africanas y me puso a su bebé en los brazos. Mi miedo se disipó y me sentí feliz al compartir esos momentos que me ofrecían de manera tan generosa.
Mi familia materna proviene de una isla esclavista y ese problema está aún latente en la sociedad, pero esa historia es para otro día...
Por cierto, que les quiten a los jugadores de rugby esas nuevas camisetas de lycra, por lo que más quieran...

martes, 2 de febrero de 2010

Candelaria

Hoy día 2 de Febrero se celebra la fiesta de la Candelaria.
Conmemora la presentación de Jesús en el templo y la purificación de la Virgen.
Llegada la media noche se encienden cirios como símbolo de pureza. Su luz aleja el mal y recuerda que Jesús alumbra el mundo. Coincidiendo con las siembras de invierno, la harina excedente se destina entonces a la confección de crêpes, símbolo de prosperidad para el año que comienza.


No ha pasado un año sin que mi madre las prepare y reuna primero a los hijos y luego a nietos y bisnietos frente a los fogones. Eso sí cada comensal tiene que voltear su crêpe en el aire que, con un poco de suerte volverá a caer en la sartén...




Así que yo he adoptado esta tradición. Un buen golpe de muñeca como en el tenis, una fregona y una escalera (si en el techo se pegan que da gusto...) y una tarde para recordar.


Hoy salsa Suzette, un caramelo confeccionado con 125 g de azúcar y regado con 250 ml de zumo de naranja, un poco de ralladura de cítrico, 50 g de mantequilla, todo ello flambeado con un generoso chorro de licor de naranja.
Aunque con azúcar y zumo de limón están imbatibles...

Mi receta de crêpes:
En un bol mezclar 250 g de harina, 1 pizca de sal y 1 cucharadita de azúcar. Añadir entonces medio litro de leche y dos huevos batidos. Mezclar con varillas para que no queden grumos. Por último incorporar 1 cucharada sopera de mantequilla que habremos fundido y tostado previamente hasta que quede color avellana (el truco). Dejar reposar al menos media hora al frío antes de confeccionar las crêpes.


En México es el día de los tamales y en Estados Unidos el de la marmota... pobre bicho con lo a gusto que estaba hibernando.

lunes, 1 de febrero de 2010

Vivir


Vivir sin manual de instrucciones.
Descolocada cuando las cosas no son como las habías imaginado, cuando la vida toma sus propios derroteros y la línea no se traza recta, si no que se quiebra y se curva y toma cambios de rasante en los que no se vislumbra el horizonte.

Pero ahí está la sorpresa, en lo inesperado, que hace que el estómago se suba a la garganta, que descubras caminos inexplorados y que compartas el sendero con los que sepan verte y reconocerte.