martes, 22 de diciembre de 2009

Navidades de andar por casa

Este año, Navidades de andar por casa: membrillos, hojas secas, naranjas pinchadas con clavo y limones torneados y secados.


Las galletas grafiteras de Blanca llenan de especias el comedor: canela, jenjibre, nuez moscada y mucha imaginación.

Pintura, agua, un puñado de pinceles y a pasar un buen rato. Cada año algo diferente y la foto para el recuerdo.
Y como dicen Ignacio y Gonzalo: Merry Crisis y Feliz 2012!

lunes, 21 de diciembre de 2009

Catarsis



Supongo que es lo que toca a estas alturas del año, cuando te sientes atraída irremediablemente al abismo, a esa catarata que te absorbe. Inútilmente te empeñas en nadar a contracorriente hasta que al final las fuerzas flaquean y te rindes. Entonces todo se vuelve fácil y después del estruendo, el desorden, el ahogo, vienen aguas tranquilas de nuevo.

Recuerdo aquellas primeras citas de adolescente, con el corazón desbocado, repasando cada palabra mentalmente, revisando el peinado en cada retrovisor…
Sorprendentemente ahora me vuelvo a ver así por el reencuentro con mi hija.

Hay amores espirituales, intelectuales, racionales, pasionales, pero por un hijo se siente un amor visceral. Y sueño con ese abrazo profundo que apriete nuestros lazos irrompibles con un triple nudo marinero. Un reencuentro efímero que pienso vivir con intensidad. Y ya pensaremos en el puente cuando lleguemos al puente.
Entre tanto me repito el mantraOm mani padme hum” hasta que mi mente vuelva a la serenidad (¿será eso posible alguna vez?): todo cambia y todo puede mejorar.





Y aprenderé de mi gran maestra que sabe aprovechar cada momento, repanchingada sobre la alfombra,robando un rayo de sol y disfrutando del instante.

Feliz día blanco










sábado, 19 de diciembre de 2009

Algo nuevo, algo viejo...



Preparar la agenda del próximo año... una mezcla de tristeza por lo que dejo atrás y esperanza por lo que está por venir: reuniones con amigos, esa entrevista del trabajo soñado que le pido a los Reyes, un libro en mente por escribir, todos los cumpleaños de los que me importan, días tachados para la vuelta de Inés y miles de anécdotas que irán llenando sus páginas y que harán que se convierta en ese pequeño objeto fetiche, sobado por el uso y que guarda tantas experiencias y sentimientos año tras año.

Sentimientos contradictorios que me asaltan hoy al preparar estas fiestas que pasaremos lejos de casa. Culpabilidad por abandonar el viejo nido y enorme expectación y alegría por reunirnos todos de nuevo. Será un año de cambios y de aprendizaje, pero me siento con fuerzas para adentrarme en él con paso firme y seguir creciendo...

viernes, 18 de diciembre de 2009

Quiere

Quiere que no midas cada paso
quiere que no des pasos de más
quiere que la quieras
y el enseñes dónde queda
la felicidad

Quiere que la abraces y la calmes
quiere que la dejes descansar
quiere que sonrías
y le cures las heridas
de la soledad

Quiere todo el tiempo
para respirar
y que respires
tiempo para dar
cuidar
cuidarte y que la cuides
tiempo
para amar tu amor
amar su amor
llamar armar
y amarte amor

Quiere que le des espacio y tiempo
quiere que le cuentes tu dolor
quiere que la quieras
y encender como una hoguera
toda su pasión

Quiere que la amarres a tus besos
en el paladar de tu sabor
quiere que sonrías
y sentirse protegida
de tu corazón


Mirar

Mirar, eso es lo que deseo hoy. Pensé que había salido ya de esa fase y que no volvería a ella. Solo mirar al fondo de tus ojos y nada más.

jueves, 17 de diciembre de 2009

sábado, 12 de diciembre de 2009

Mojón


Al hilo de una de las entradas de Belinda´steatime y de las risas que compartimos por teléfono acerca de los kilómetros que lleva recorridos este año haciendo bolos de teatro cada fin de semana por los pueblos (y ciudades de España), me he puesto a recordar como han cambiado las cosas con respecto a los viajes de nuestra infancia. Ahora les dices a los niños que nos vamos de viaje y te responden: ¿EN COCHE? y en tu cerebro aparecen multitud de !¿&?! se acomodan ampliamente en el asiento trasero, con su alzador correspondiente, el cinturón a la altura adecuada, ataviados de portátil, móvil, DVD, PSP,MP3, PVP, SRC y yo que sé qué... y enfurruñados, porque a quién se le ocurre...con lo rápido que hubiéramos llegado en avión.

Así que me río al recordar la de kilómetros que los de nuestra generación llevamos en el cuerpo, aguantando carrusel deportivo en la "caravana"de vuelta a Madrid el domingo por la tarde, los acelerones para adelantar a un camión cada 10 metros en los que todos nos echábamos hacia delante para ayudar al viejo Opel, las curvas para llegar a Zaragoza y la de pócimas que me dio mi madre para que mi falda escocesa no terminara lavada en un sórdido aseo de gasolinera y se secara al viento pillada en la ventanilla del coche... Los juegos improvisados, la de coches rojos que contamos, cuántos anuncios de Osborne hasta el destino, sumas de cifras de matrículas (todavía tengo esa manía, aunque ahora hay menos que sumar), la alegría que daba encontrar una capicúa...y de rodillas en el asiento trasero saludar a los camioneros o hacerlos sonreír y al que no hacerle una mueca... Así que cuando le digo a mi madre que no cabemos seis en el coche me mira como si fuéramos de otro planeta. Ella que se iba con mi padre, la chica, tres hijos (yo aún no había nacido, gracias a Dios) y el equipaje para dos semanas, metidos en un seiscientos, de Madrid a París por las carreteras de entonces...

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Ooooommmm!



La fecundación es la unión de dos plantas en una misma sílaba...

Esto es lo que pasa cuando les ponen todos los exámenes en la misma semana. No me he atrevido a preguntarle que era un hiato...

martes, 8 de diciembre de 2009

Chelo

Rozando los 60 años, mi padre decidió aprender a tocar el violonchelo. Director de orquesta frustrado; mi abuelo declaró que aquello no era una profesión; terminó sus estudios de arquitectura y nunca abandonó su amor por la música: piano, guitarra, flauta travesera e instrumentos improvisados que confeccionaba colgando botellas a una cuerda amarrada entre dos árboles y que afinaba a modo de xilófono llenándolas de agua a distintas alturas.
Los primeros años de aprendizaje fueron un auténtico calvario ya que más que un chelo aquello parecía un gato en celo desafinado, pero allí que nos íbamos los dos: él a clase con el Prof.Gatinoni y yo a flauta dulce, cada lunes por la tarde. A la salida me compraba a escondidas un paquete de filipinos que nos zampábamos apresuradamente antes de llegar a casa, prohibidos a él por su régimen y a mi por quitarme el apetito a esas horas. El portero se acercaba a preguntarle: D.Manuel ¿Le ayudo con el guitarrón?...El dibujo de esta entrada lo hizo él, en el reverso de mi cuaderno de música, una calurosa tarde en Ibiza donde pasábamos las horas echando la siesta, jugando al ajedrez o tocando el chelo, la flauta y Vincent a la guitarra. Si,unos frikis, como dirían mis hijos... Ahora toco el cielo cuando escucho un solo de chelo, ningún instrumento es capaz de hacerme sentir tan feliz.
Esta semana y la que viene se van a celebrar una serie de conciertos benéficos a favor de una asociación de ayuda a mujeres embarazadas sin recursos (Música por la vida). El precio de la entrada es 12 euros.
Estos Conciertos van a ser interpretados por Kryštof Lecian, solista de violonchelo de prestigio internacional, acompañado al piano por Marina Kantor. Tendrán lugar en las siguientes fechas y direcciones:
Colegio Monte Tabor: Paseo de la Casa de Campo,2. Pozuelo de Alarcón. el Jueves 10 de Diciembre a las 19.00hrs
Universidad Francisco de Vitoria. Crta Pozuelo a Majadahonda km 1,8. Viernes 11 a las 19.30hrs.
Teatro Mncpal Villa de Collado. Calle Real 36, Collado Mediano. Sábado 12 a las 20.00hrs
Parroquia de San Germán. C/Gnrl Yagüe 26. Miércoles 16 a las 21.30 hrs
Teatro Juan Bravo. Pza Mayor 6, Segovia. Jueves 17 a las 20.00hrs
Existe fila cero para los que no puedan acudir y quieran apoyar esta causa. Yo iré el viernes ¿Quién se apunta?

sábado, 5 de diciembre de 2009

Momento hucha










Los momentos mágicos del día, los guardamos en una hucha imaginaria que rompemos de vez en cuando para revivirlos y disfrutarlos de nuevo:

Hoy dando un largo paseo en bicicleta por el bosque, Nacho me adelanta y me dice "¡momento hucha!":

-Frío, sol, olor a resina, a tierra húmeda, la perra galopando orejas al viento, lágrimas en los ojos por la brisa, calor en los músculos, sonrisa en el alma.




-Paraíso a un tiro de piedra, ojos abiertos a los pequeños milagros.

-Agua fresca que gorgotea garganta abajo, los ojos cerrados, el pulso loco, la respiración agitada.

-Una larga ducha escaldante, espuma aterciopelada, aromas limpios de jabón y talco.

-Un gran abrazo de toalla, el corazón sosegado, relax, mirada perdida al horizonte.

-Desmayarse en el sofá, la perra exhausta como alfombra, el tiempo ya no existe...y con un poco de suerte, esta noche llueve.

Instrucciones para dar cuerda al reloj


Allá en el fondo está la muerte, pero no tenga miedo. Sujete el reloj con una mano, tome con dos dedos la llave de la cuerda, remóntela suavemente. Ahora se abre otro plazo, los árboles despliegan sus hojas, las barcas corren regatas, el tiempo como un abanico se va llenando de sí mismo y de él brotan el aire, las brisas de la tierra, la sombra de una mujer, el perfume del pan.

¿Qué más quiere, qué más quiere? Átelo pronto a su muñeca, déjelo latir en libertad, imítelo anhelante. El miedo herrumbra las áncoras, cada cosa que pudo alcanzarse y fue olvidada va corroyendo las venas del reloj, gangrenando la fría sangre de sus pequeños rubíes. Y allá en el fondo está la muerte si no corremos y llegamos antes y comprendemos que ya no importa.


Julio Cortázar