lunes, 30 de noviembre de 2009

¡Feliz cumpleaños cachorro!

Hoy Nacho ha cumplido 11 años. Anoche no podía conciliar el sueño ya que le preocupaba la idea de dejar de ser un niño y quería que todos permaneciéramos así para siempre...

Así que le he preparado una tarta de otoño, con muchas hojas de pasta filo: crujientes como las de los árboles, galletas de cacao y sésamo: rugosas como la corteza, frambuesas frescas recién recogidas del bosque y volátil azúcar glace como la nieve que empieza a cubrir la Sierra.

¿Cúal será el deseo que habrá pedido? No lo sé, pero me ha susurrado al oído que nunca deje de llamarle cachorro. Y yo le he correspondido con un enorme abrazo de oso.


jueves, 26 de noviembre de 2009

Tres estrellas Michelin para el Celler de Can Roca

Coincidiendo con un viaje a Barcelona y con nuestro aniversario, el pasado 3 de Septiembre, nos desviamos de nuestra ruta, como aconseja la guía Michelin, para conocer el Celler de Can Roca.
Situado en un pueblo sin encanto aparente, nos acogió el olor cálido de humo de encina. La fachada sobria, daba paso a un jardín delineado y austero y ya en el interior una sala amplia, diáfana en la que se colaba el atardecer por sus enormes cristaleras, dejando ver los abedules del jardín interior.
El primer guiño llegó con el aperitivo, unas pequeñas aceitunas caramelizadas colgadas mediante alambres en forma de interrogación de un olivo bonsai. Luego vendría una sopa de cerezas con anguila y almendra fresca; un timbal de foie y manzana caramelizada con rúcola y reducción de Pedro Ximénez, almendra tostada y aceite de vainilla; parmentier de bogavante con salsa de trompetas de la muerte; lenguado con 5 emulsiones mediterráneas: hinojo, bergamota, naranja, piñones y aceitunas; oca a la Royale con foie y compota de melocotón; cochinillo con melón a la remolacha; y de postre cromatismo verde: juliana de pepino, helado de melón y bolitas de chartreuse y por último albaricoque caramelizado con sorbete de su almendra y helado de vainilla como palomitas. Sin olvidar los bombones de rosa (mi perdición), palet d´or, vainilla, lima y pasión...
La mismísima Babette hubiera perdido el habla...
Sabores puros, intensos, evocadores. Presentación depurada, colorista, sutil, frágil, etérea. Postres cristalinos, aterciopelados, delicados. Servicio cercano, discreto, distendido, atento a cualquier detalle.
Y antes de marcharnos no puedo evitar colarme en la cocina. Allí nos recibe Joan, con mirada serena, nos invita a pasar como se invita un amigo y nos explica cada partida de manera concisa y detallada, generoso con su tiempo, de conversación fácil y serena, aún recuerdo las esferas de caramelo y humo que confeccionó en Madrid Fusión en el año 2005 y la fascinación que despertó en la audiencia...Mirada rasgada de viejo sabio.
Nos presenta a su hermano Jordi, el alma dulce del restaurante, que nos contagia su entusiasmo, desvelándonos los artilugios necesarios para confeccionar esas creaciones imposibles, crujientes, crocantes, melosas, heladas, ahumadas...
Nos despedimos con nostalgia y hoy me alegro de que hayan tocado las estrellas como si se tratara de unos amigos muy cercanos. Seguro que recibirán el premio con humildad, sin pompa ni boato y seguirán apasionados por su trabajo.
¡Enhorabuena de corazón y de paladar!

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Osar...



Acabo de llegar a casa tras asistir con Fuen a una jornada sobre "Comunicación y negociación", y si algo he sacado en claro es que hay que tener en mente cual es el objetivo que deseamos alcanzar y osar, atreverse, arriesgarse.

Así que cutter en mano acabo de desvirgar mi libro. Creo que esta definición le haría gracia al mismo Gómez de la Serna. Con mano firme pero gentil he deslizado el filo entre cada una de las hojas, liberando a su paso las maravillosas ilustraciones ocultas desde Mayo de 1949. Una experiencia francamente erótica que no sé si tendré el placer de volver a experimentar...

Me marcho a dar mi clase nocturna, liviana y deseosa de reecontrarme con él, para devorar cada renglón, cada página. Mis alumnos se preguntarán el porqué de mi aire ausente y soñador... Solo vosotros conocéis mi secreto.

martes, 24 de noviembre de 2009

Pajaritas

Cuando era pequeña, no tenía clase los miércoles por la tarde. Durante varios años pasaba esas horas en el taller de un pintor situado en el ático de un edificio del viejo Madrid. Allí empezó mi fascinación por las pajaritas, aprendí a hacerlas con viejos recortes de papel y las incluía en collages o en pequeños móviles hechos de hilo de pescar y varillas de madera.
Como mi madre trabajaba en una galería de arte en la Puerta del Sol, me traía como recompensa aquellos maravilloso caramelos de violeta y de rosa de la tienda “la Pajarita” tan peculiarmente envueltos y con el nombre en jeroglífico sobre el papel.
Muchos años después y mientras mantenía una maravillosa conversación con Félix Revello de Toro (otro pintor), su amigo Miguel me hizo una pajarita minúscula con el papel de la cajetilla de tabaco, ajeno a mi fascinación por ese objeto de papiroflexia. La llevo en mi agenda desde entonces como un pequeño fetiche.
Y curiosidades de la vida, buscando un libro en la biblioteca de mi padres, me topo el domingo con este tesoro: “Cartas a las golondrinas” de Ramón Gómez de la Serna. En cuya portada aparecen una golondrina y una pajarita. Es una primera edición cuyas hojas están aún por cortar, así que lo leeré a hurtadillas para mantenerlo intacto.
A veces la vida nos ofrece estos regalos.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Mapa de los sabores de Kioto

"Itadakimasu": recibo estos alimentos con humilde gratitud.

Todos los platos que aquí se muestran pertenecen a una misma cena. A mí, que me encanta colarme en la cocina de los restaurantes, charlar con los cocineros, conseguir esa receta fabulosa...ésta vez me quede quietecita, de rodillas sobre el tatami, intimidada por un trabajo tan refinado, tanta belleza, un equilibrio de sabores, de texturas, de consistencias, de colores. Cada alimento en un recipiente de porcelana o de laca distinto al anterior, decorado con hojas silvestres, con hierbas frescas... De lo frío a lo caliente, de lo cremoso a lo crocante, del ácido al salado. Un espectáculo. Nunca me he sentido tan primaria y tan fascinada... emocionada a través de los ojos y las papilas, me sentí muy pequeñita y muy feliz.


Aperitivo: Sakizuke.
Persimmon, Konjak, vieras, berros Mizuna, setas Shiitake, castañas japonesas, Abalone, berenjena, zanahoria, Kinome (hojas de pimienta), Misio en vinagre, nabo, cangrejo, huevas de salmón y berros Uguisuna.




Platos hervidos: Nimono-Wan
Sopa Matsutake en sopera de barro con champiñones, anguila, gambas, berros Mibuna, tofu y Yuba (piel de haba de soja), lima Sudachi.





Plato estacional: Hashiyasume
Taro, bulbo de lirio, dumpling de arroz con ciruela ume, miso picante de pimienta y ramillete de arroz frito.

Plato de sashimi: Mukouzuke
Atún, lubina, langosta, red Malabar, pimienta de agua, zanahoria, yam, algas Kirinsai, perilla verde y wasabi.

Sake:
Tú frío y yo caliente: Yin y Yan.


Plato de autor: Hassun
Sushy de sauri, pudding de tofu con pepino de mar fermentado, pastel de pollo con sésamo, nuez Gingko, guirlanda de crisantemo hervida y seta Shimeji sazonada con salsa de soja. Gamba, calabaza y castaña.

Plato a la plancha: Yakizakana.
Buey marinado en miso saikyo, mostaza y jengibre japonés.

Plato al vapor: Mushi-mono
Tilefish envuelto en Yuba, Kinome y salsa kudzu.

Plato de fritura: Age-mono
Anguila, calabaza, pimienta Fushimi , zanahoria.

Sopa: Tome-Wan
Sopa Akamiso con Fu (gluten de trigo), seta Hiratake, nabo verde.
Arroz mezclado con seta Matsutake, cítrico Yuzu.
Pickles: rábano con sésamo, Shibazuke, berros Mizuna.

Postre: Mizu-Mono
Pera japonesa, uvas, menta, Kinton (mezcla de batata y castañas cocidas).

miércoles, 18 de noviembre de 2009

El agua poesía



La muchacha dorada
se bañaba en el agua
y el agua se doraba.

Las algas y las ramas
en sombra la asombraban
y el ruiseñor cantaba
por la muchacha blanca.

Vino la noche clara,
turbia de plata mata,
con peladas montañas
bajo la brisa parda.

La muchacha mojada
era blanca en el agua,
y el agua, llamarada.

Vino el alba sin mancha,
con mil caras de vaca,
yerta y amortajada
con heladas guirnaldas.

La muchacha de lágrimas
se bañaba entre llamas,
y el ruiseñor lloraba
con las alas quemadas.

La muchacha dorada
era una blanca garza
y el agua la doraba.


Poema Casida De La Muchacha Dorada de Federico García Lorca

martes, 17 de noviembre de 2009

Umpffrummpftt!!!!

Dicen que una imagen vale más que mil palabras...pués así es como me siento en este momento.
Espero que llegue rápido la lluvia que todo lo purifica. Si no terminaré bajo la ducha que es el único sitio en el que se conjuga agua y insonoridad suficiente para gritar a mis anchas...

domingo, 15 de noviembre de 2009

Pour faire le portrait d´un oiseau

Peindre d´abord une cage
avec une porte ouverte
peindre ensuite
quelque chose de joli
quelque chose de simple
quelque chose de beau
quelque chose d´utile
pour l´oiseau
placer ensuite la toile contre un arbre
dans un jardin
dans un bois
ou dans une forêt
se cacher derrière l´arbre
sans rien dire
sans bouger...
Parfois l´oiseau arrive vite
mais il peut aussi bien mettre de longues années
avant de se décider
Ne pas se décourager
attendre
attendre s´il le faut pendant des années
la vitesse ou la lenteur de l´arrivée de l´oiseau
n´ayant aucun rapport
avec la réussite du tableau
Quand l´oiseau arrive
s´il arrive
observer le plus profond silence
attendre que l´oiseau entre dans la cage
et quand il est entré
fermer doucement la porte avec le pinceau
puis
effacer un à un tous les barreaux
en ayant soin de ne toucher aucune des plumes de l´oiseau
Faire ensuite le portrait de l´arbre
en choisissant la plus belle de ses branches
pour l´oiseau
peindre aussi le vert feuillage et la fraîcheur du vent
la poussière du soleil
et le bruit des bêtes de l´herbe dans la chaleur de l´été
et puis attendre que l´oiseau se décide à chanter
Si l´oiseau ne chante pas
c´est mauvais signe
signe que le tableau est mauvais
mais si il chante c´est bon signe
signe que vous pouvez signer
Alors vous arrachez tout doucement
une des plumes de l´oiseau
et vous écrivez votre nom dans un coin du tableau

Jacques Prévert. Paroles

jueves, 12 de noviembre de 2009

Pasión

Roberto tiene un idilio con su moto. Esta foto, la que más el gusta a él, está tomada en el circuito del Jarama. Creo que pocas cosas me dan más envidia, la sensación de velocidad, de libertad, de ser uno con la máquina, jugando con la gravedad. Lo más parecido que he vivido es galopar al viento, campo a través. Como me gustaría volverme pequeñita y meterme en su casco, como Pepito grillo, para experimentar esas sensaciones.




Dos instantáneas tomadas minutos antes del accidente en el circuito de Jeréz. Tras multiples fracturas y tres meses de recuperación, ya sueña con volver... Los amigos tenemos la obligación de disuadirle, pidiéndole prudencia, pero en el fondo, viendo el brillo en sus ojos, comprendemos su pasión.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Vegetar delante del fuego

Vegetar frente a un buen fuego...esa era la idea para este largo fin de semana...


Asar unas castañas al calor de las brasas, leer un buen libro y dormirme en un puf, envuelta en una manta...

Pero entonces, tras la cena de amigos del viernes, quedé con Pablo para terminar de encuadernar ese libro que había quedado a medias desde antes del verano...

Me encanta destripar un viejo libro, arrancarle las tapas, despegarlo, descoserlo y ver como se reconstruye con mimo y precisión. Tantos pasos que van transformando unos cuantos papeles, cordeles y cartones en un objeto de gran belleza. ¡Lo mejor: las esquelas del periódico!

Pablo tiene manos de artesano y mente de intelectual, casi sin esfuerzo consigue que un montón de hojas terminen teniendo éste aspecto. Y aún no está terminado...

¿Conseguiré tener paciencia suficiente para dejar el libro bajo la prensa hasta la próxima clase? Para mí, ésta es la peor parte... ¡Santo Job!

Entonces llegó Neme con un cargamento de fruta de su huerta ¿Cómo iba a dejar que se estropeara?


Tarta tatin de manzana, jalea de Earl Grey y dulce de membrillo... me encantan los colores y olores de otoño. Un gran puchero lleno de pasta de fruta en ebullición, llenando de aroma toda las casa.


Llamó Nieves, que estaba de paso en Madrid y vino a merendar con Julia. Amistades que perduran atreves del tiempo y del espacio. Me enseñó sus nuevos cuadros http://www.nevealberruche.com/ cielos nubosos con gran perspectiva, llenos de color e imaginación y programamos un viaje a Roma para su próxima exposición.
Y llegaron Anna, Gonzalo y Diego. Por fin el viejo Silver Cross volvía a tener uso, después de casi 11 años...

Pasión de madrina...


Paseo ventoso y gélido.
Y por fin, el tan ansiado fuego de chimenea con la mejor compañía y una tarta Opera de chocolate, café y almendras para celebrarlo.



Abrumada


Una flor por cada año...¿Que harás cuando cumpla 100?

Mis amigas me conocen tan bien que han elegido lo que más me gusta.

Libros de decoración, flores secas, una preciosa botella con tapón de coral, una cena estupenda entre amigos, llamadas y mensajes de todos los que sois importantes para mí... Y yo que no tenía ninguna ilusión ante este nuevo cumpleaños, me he sentido abrumada por todas vuestras muestras de cariño.


Y unas sábanas preciosas que estrenaremos hoy ¡primer día de edredón!

viernes, 6 de noviembre de 2009

Hiragiiya Ryokan en Kioto

On a drizzly afternoon in Kyoto, sitting by the window, I watch the falling rain, listen to it's calming sound.It is here, at Hiiragiya, that I wistfully recall that sense of tranquility that belonged to old Japan.

Yasunari KAWABATA
Tetsuya Nakai vino a buscarnos al aeropuerto de Osaka a una hora y media de distancia de Kioto. Muy intimidado y sin pronunciar una palabra de inglés nos acompañó todo el trayecto en taxi (en segundo plano en la foto) con chófer uniformado, gorra de plato y guante blanco. Lo mejor las puntillas que cubren los asientos. Así son todos los taxis de japón.

Por fin paz, son las 11.30 de la noche. Para Japón algo parecido a las 4 de la mañana... Atrás dejamos el bullicio, la polución, los empujones, los escupitajos en la acera... Aquí empieza el refinamiento, la delicadeza y sobre todo el silencio.

El futón ya estaba preparado sobre el tatami. Nada más llegar al hotel te descalzas en el umbral y tienes unas zapatillas para cada uso, como nos contó Diego: unas para la habitación, otras para el baño, otras para el jardín

Destrozados al final del día y tras un vuelo desde Shangai y una intensa semana de trabajo el baño estaba preparado y cubierto para que no perdiera temperatura.

Flores en cada rincón y olor a madera...

La habitación transformada para el desayuno. Un mismo espacio para dormir y comer.

Nuestro pequeño jardín particular.

Los tejados del Ryokan ¿os acordais del Diario de una Geisha? Este Ryokan tiene casi 200 años y parece haberse detenido el tiempo aquí.

Chiiro nos atendió durante toda la estancia. Dulce y extremadamente discreta, silenciosa como una gata. Cada mañana nos preguntaba cual era nuestro itinerario y volvía con un mapa, la dirección de la tienda de tés, la localización de los templos... siempre con una sonrisa y una palabra amable. Nos preguntábamos riendo, si cuando llegara a su casa le gritaría a sus hijos como una loca...

Sorpresa para desayunar...






Esto es lo que preparo yo en casa todas las mañanas entre 8 menos cuarto y 8. Sopa de miso, arroz, pescado encurtido, algas con soja y sésamo, pickles, tofu, verduras frescas y cocidas, flan salado, fruta cortada y té. Cada alimento en un plato o cuenco diferente, a cual más bonito, sobre bandejas de laca...

La bandeja de té lista en todo momento ¿Será el secreto de la longevidad de los japoneses? No solo longevidad, sino vitalidad, ya que te cruzas con ancianos (de 150 años aproximadamente) montando en bici o llevando una vida completamente autónoma.